go to page show
FACEBOOK TWITTER BLOGGER BLOGGER
FACEBOOK
FACEBOOK
TWITTER
BLOGGER

Familiares y amigos

 
Cuando a un pariente o amigo le dan la noticia de que tiene diabetes, aceptar dicha noticia no es fácil para él ni para su grupo familiar o de amigos. Es muy importante para la persona con diabetes contar con el respaldo de sus seres queridos en la etapa de aceptación de la enfermedad. Como con cualquier noticia de trascendencia, se pasan ciertas etapas al enterarse de dicha enfermedad. La primera etapa es la de shock, seguida por negación y posteriormente la aceptación. Cuando una persona se entera que tiene diabetes, tiene que realizar muchos cambios en su estilo de vida, sus hábitos de alimentación y sus actividades diarias. Todo esto puede resultar abrumador. Además de tener que procesar toda esta nueva información, se experimentan muchos sentimientos diferentes que pueden ir desde la rabia y angustia hasta la depresión.

Tips para diabéticos

¿Cómo puedo ayudar a mi pariente o amigo?

  • Aprenda todo lo que pueda sobre la diabetes. Mientras más sepa de la diabetes, más podrá ayudar a su pariente o su amigo y más podrá comprender todo por lo que esta persona está pasando.
  • Acompañe a su pariente o amigo a la cita con el médico. Haga todas las preguntas que crea necesarias al médico.
  • Conozca la rutina nueva que su pariente o amigo llevará, incluyendo su horario de medicación y ejercicios.
  • Ayúdelo a planificar su alimentación. Consulte la sección de Alimentación. Reconozca que el diabético no necesariamente debe llevar una dieta, sino más bien cambiar su estilo y hábitos de alimentación.
  • Reconozca que el diabético puede sufrir cambios de humor y podría necesitar de una mayor dosis de paciencia y comprensión.
  • Aprenda qué debe hacer en caso de emergencias. Consulte la sección de Emergencias.
  • Acompáñelo a hacer ejercicio. Anímelo si él no se encuentra entusiasmado para realizar ejercicios. Finalmente, su propia salud se verá beneficiada. Consulte la sección de Ejercicios.

Emergencias

La persona con diabetes es susceptible de sufrir algunas condiciones de emergencia. En dichos casos, es necesario que su círculo íntimo sepa cómo reaccionar ante dichas emergencias para poder ayudar apropiadamente.

¿Qué es la Hipoglicemia?

La hipoglicemia ocurre cuando los niveles de azúcar bajan mucho. La hipoglicemia es usual en personas con diabetes tipo 1 que toman medicamentos para bajar la glucosa (como la sulfonilurea o la insulina). Estas personas pueden llegar a sufrir hasta dos ataques hipoglicémicos por semana. El diabético puede sentirse mareado, sudar y sufrir de temblores. Si no se trata adecuadamente, se puede perder la conciencia o sufrir un ataque. Es aconsejable evitar las siguientes situaciones para prevenir la hipoglicemia:

  • Exceso de insulina.
  • Pocos carbohidratos.
  • Mucho ejercicio.
  • Una comida que se retrasa.
  • Alcohol en un estómago vacío.

¿Cuando Ocurre la Hipoglicemia?


La hipoglicemia ocurre más frecuentemente antes de las comidas o después de una sesión fuerte de ejercicios.

¿Qué hacer?

Si su pariente o amigo está teniendo un ataque hipoglicémico, inmediatamente debe dársele de comer o de beber algo dulce. En ese momento, se requiere de azúcar que pueda ser rápidamente absorbida por el sistema digestivo para llegar pronto a la sangre. Hay que tener mucho cuidado con la cantidad de azúcar, pues si se consume mucha, posteriormente se pueden a llegar a sentir peor por el exceso de azúcar en la sangre. Tenga a mano una fruta o tabletas de glucosa. Lo ideal es consumir 15 gramos de carbohidratos.

Alimentos que se pueden consumir en caso de Hipoglicemia:

  • 2 a 5 tabletas de glucosa (se venden en farmacias).
  • 2 cucharaditas de pasas.
  • Media taza de una gaseosa regular.
  • 4 onzas de jugo de naranja.
  • 2 cucharaditas de miel.
  • 2 cucharaditas de azúcar.
  • 6 a 8 onzas de leche descremada.
Después de consumir el alimento, mida el azúcar en la sangre. Si aún continúa bajo, dele otra ración de alimentos.

¿Ataques severos de Hipoglicemia?

Hay ocasiones en que el diabético tiene un ataque muy fuerte de hipoglicemia, al punto de que la glucosa no llegue al cerebro y se pierda la conciencia. El diabético con hipoglicemia severa se puede encontrar confuso e irritable y rechazar su ayuda, pero debe ser persistente pues si continúa el ataque, se puede llegar a sufrir de un coma. Está en sus manos no llegar a ese punto. Si el diabético pierde el conocimiento, es necesario llamar a su médico de cabecera para que el decida cual es el mejor a seguir.

¿Qué es la Hiperglicemia?

La Hiperglicemia ocurre cuando los niveles de azúcar se elevan demasiado. Los niveles muy elevados de azúcar pueden llevar a serias complicaciones a largo plazo. A corto plazo, pueden producir coma, shock, dificultades respiratorias e incluso la muerte.

Síntomas de Hipergicemia:

  • Falta de apetito.
  • Dolor de estómago.
  • Vómito y malestar estomacal.
  • Visión borrosa.
  • Fiebre.
  • Dificultad para respirar.
  • Debilidad.
  • Somnolencia.
  • Olor "frutal" en la boca.
  • Sed intensa.
  • Boca seca.
  • Necesidad de orinar frecuentemente.

¿Qué hacer?

En casos de Hiperglicemia, ofrezca agua pura al diabético y asegúrese de que la tome. Sería bueno también caminar un poco para quemar algo del exceso de azúcar. Generalmente, el diabético debe inyectarse insulina en dicho caso. Llame al médico del diabético para más instrucciones.

¿Qué es coma diabético?

El coma diabético ocurre cuando una persona con diabetes sufre una alteración de la conciencia debido a que el nivel de azúcar o glucosa en la sangre está muy elevado o muy bajo. El coma es precedido por un período de síntomas. La persona inicialmente pierde el apetito, sufre nerviosismo, dolor de cabeza, debilidad o falta de ánimo. Los síntomas van aumentando de forma progresiva.

Síntomas de coma Diabético:

  • Dolor de cabeza.
  • Sensación de ansiedad.
  • Debilidad.
  • Hambre intensa.
  • Nerviosismo o irritabilidad.
  • Mareos.
  • Náusea y vómito.
  • Lenguaje confuso.
  • Desorientación.
  • Palidez.
  • Temblores.
  • Palpitaciones.
  • Sudoración fría.
  • Finalmente, pérdida de la conciencia.

¿Qué hacer?

Cuando una persona con diabetes entra en coma diabético, esto debe considerarse una emergencia médica, pues una persona con diabetes entra en coma diabético porque su hipoglucemia e hiperglucemia son severos y se puede llegar a consecuencias permanentes, dañando el sistema nervioso e incluso la muerte en algunos casos.

  • Llame a una ambulancia o servicio médico o llévelo pronto a un hospital.
  • Acueste a la persona, pues por su estado de debilidad o posible inconciencia podría caer y lastimarse.
  • Identifique el grado de conciencia de la persona. Mientras la persona se encuentre más desorientada, al punto de no saber dónde está o cómo se llama, su hablar es confuso, pareciera que está dormido o simplemente no responde, mayor es la gravedad.
  • Si la persona está deshidratada y consciente, se le puede proporcionar agua pura para beber.
  • No intente aplicarle insulina, esto lo harán en el hospital o centro asistencial.
  • Si es por hipoglucemia, la primera ayuda será darle una bebida dulce o alguno de los alimentos identificados en la sección de hipoglucemia. Esto sólo podrá hacerse si la persona está consciente ya que si tiene algún grado de inconciencia o se resiste a ser ayudado, se corre riesgo de asfixiar al paciente.

El tratamiento de heridas en los diabéticos merece especial cuidado, ya que por su condición, hasta una pequeña herida se puede transformar en una úlcera muy seria.

¿Qué hacer en caso de heridas?


  • Mantenga listo un Botiquín de Primeros Auxilios para el caso de heridas. Como mínimo, debe contener:

    • Hidrógeno de peróxido (suero fisiológico) para lavar las heridas
    • Crema antibiótica (consulte a su médico sobre la crema apropiada)
    • Gasa para cubrir las heridas
    • El número telefónico de un centro asistencial u hospital y del médico
  • Si va a ayudar a su amigo o pariente con diabetes, primero debe lavarse las manos perfectamente.
  • Limpie con agua y jabón o con suero fisiológico. No use ningún tipo de aceite, agua oxigenada o alcohol.
  • Al lavar la herida, aplicar la menor fuerza posible para no lastimar o abrir más la misma.
  • Cubra la herida con la crema antibiótica.
  • Cubra la herida con una gasa.
  • Aunque considere que la herida no es grave, lleve a su amigo o pariente a un centro asistencial o a un hospital.

Descargar PDF

 

Descubre las calorías de tus alimentos

Descubre tu índice de masa corporal