Tabla de calorias
Ingreso Médicos
login

noticias cura para la diabetesNOTICIAS DE DIABETES

Medicina Diabion Productos para la diabetes Tips para diabéticos

Consejos Generales
para la Persona con Diabetes

Monitoreo de Glucosa

La persona con diabetes debe medir constantemente los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre para saber si se está cerca de las cifras recomendadas por su médico. El médico es quien debe dar a cada persona con diabetes sus metas de glucosa.

 

Prevención de la Diabetes

 

Como medida general, la Asociación Norteamericana de Diabetes sugiere los siguientes valores:

 

  • Entre 70 a 130 mg/dL antes de las comidas
  • Valores menores a 180 mg/dL dos horas después de las comidas

 

Un buen control puede reducir el riesgo de complicaciones a largo plazo de los signos de la diabetes.

 

El monitoreo de la glucosa permite:


signos de la diabetes

  • Monitorear la diabetes
  • Determinar si alguna parte del tratamiento necesita algún ajuste
  • Conocer los efectos de la alimentación, ejercicio y medicación
  • Identificar y tratar las altas y bajas de glucosa.

¡¡¡ Deje de fumar !!!

El hecho de fumar representa un riesgo aún más alto para las personas con diabetes. A través del tiempo, fumar causa daño en el corazón y el sistema circulatorio, adelgazando los vasos sanguíneos. Cuando el flujo sanguíneo hacia las células se halla restringido, las células del cuerpo pueden morir. Este daño conlleva enfermedades cardiovasculares, impotencia y amputaciones.

Diabetes y sexualidad

Signos de la Diabetes

Una persona con diabetes puede tener una vida sexual muy satisfactoria. Sin embargo, la diabetes sí puede afectar algunos factores de la sexualidad.


Hombres

Impotencia:

 

La mayoría de los hombres mayores de 40 años tienden a padecer una disfunción eréctil. En el caso de hombres con diabetes, el daño en los vasos capilares puede llegar a causar problemas en la erección, pues el flujo sanguíneo hacia el pene se reduce. Mientras el hombre mantenga su glucosa controlada, no debería sufrir de problema de impotencia debido a la diabetes.

 

Eyaculación precoz:

 

Algunos hombres pueden tener eyaculación precoz ya que la glucosa elevada puede dañar las terminaciones nerviosas del pene. Debido a esto, se requiere de mayor sensibilización, lo que puede crear demasiada excitación al momento de la relación sexual llevando así a una eyaculación rápida.

 

Daño en los órganos genitales:

 

La diabetes no producirá daño en los órganos genitales mientras se tenga la glucosa bien controlada.

Mujeres

Lubricación vaginal

 

Debido a la glucosa alta en la sangre, muchos órganos pueden sufrir daños y entre ellos también los genitales. Mientras la glucosa esté bien controlada, no debería haber daño ni alteración en la lubricación de la vagina. Aun así, si se desea, se puede utilizar un lubricante vaginal. Consulte a su médico sobre el lubricante vaginal que puede utilizar. En todo caso, son preferibles los elaborados a base de agua.

 

Embarazo

 

La mujer con diabetes sí puede embarazarse. Si usted no desea embarazarse, debe utilizar un método anticonceptivo adecuado. Consulte a su médico sobre la mejor opción para su caso específico. Es muy importante mencionar que la persona con diabetes no debe embarazarse si no está controlada adecuadamente.

 

Infecciones vaginales

 

Las infecciones vaginales son más comunes en las mujeres con diabetes, ya que la glucosa en la sangre le proporciona a las bacterias un excelente medio de crecimiento. Aunque las infecciones por sí no afectan directamente la salud sexual, sí afectan el estado de ánimo. Es importante consultar con su médico el tratamiento adecuado.

Diabetes y estado de ánimo

La diabetes es una enfermedad crónica, pero se puede mantener controlada y tener una buena calidad de vida.
Es común que una persona con diabetes tienda a deprimirse, sobre todo cuando se le diagnostica el padecimiento.

Es importante entender sus emociones y no tratar de suprimirlas o negarlas.

La primera reacción, generalmente, es de negación. Muchas personas tratan de no pensar en su diabetes y desear que simplemente desaparezcan. Otras personas reaccionan con rabia y frustración.

 

Algunos consejos para manejar sus emociones son:

 

  • Encuentre a alguien con quien hablar y que lo escuchará
  • Únase a un grupo de apoyo o forme uno
  • Entreténganse con algún pasatiempo favorito
  • Haga ejercicio
  • Tome alguna clase de su interés
  • Haga alguna actividad que le proporcione relajamiento: tome un baño, lea un libro o vea una película
  • Pase tiempo con sus amigos y su familia
  • Rece o medite
  • Tome unas vacaciones

Alimentación Saludable

Para la mayoría de personas con diabetes, cómo alimentarse representa un reto.

La diabetes está llena de mitos acerca de la alimentación, empezando por el mito de que el consumo de azúcar es lo que produce la diabetes, lo cual no es cierto.

La persona con diabetes debe diseñar un plan de alimentación adecuado para su peso, nivel de actividad física y medicamentos. Una alimentación sana para una persona con diabetes debe incluir una variedad de alimentos que proporcionen una cantidad balanceada de carbohidratos, proteínas y grasas.

 

Consejos para diseñar el plan de alimentación:

 

  • Lo principal es pensar en el plan de alimentación como eso: un plan y no una dieta. Hay que pensar que es imposible seguir una dieta por toda la vida. El plan de alimentación debe pensarse como una nueva forma de alimentarse.
  • Cuando diseñe su plan de alimentación, no incluya aquellos alimentos que a usted no le gustan, pues difícilmente los consumirá. Trate de incluir los alimentos que sí le gustan y así le será más fácil seguir su plan.
  • Incluya alimentos de todos los grupos alimenticios. La persona con diabetes necesita tres importantes nutrientes: proteínas, carbohidratos y grasas, así como vitaminas y minerales. Varias combinaciones de estos nutrientes se encuentras en diferentes alimentos, así que se hace necesario comer una variedad de alimentos para obtener todos los nutrientes necesarios.
    • Fuentes de carbohidratos: cereales, granos, pasta, pan, frutas, vegetales, legumbres y productos lácteos.
    • Fuentes de proteína: carne, productos lácteos, cerdo, huevos y pescado.
    • Fuentes de grasas: carnes, productos lácteos, aceites y nueces.
  • Es muy importante tomar en cuenta que la diabetes y la obesidad van de la mano, así que si usted sufre de obesidad, lo primero es bajar de peso y para ello debe reducir el número de calorías diarias que consume. El cuerpo necesita de energía. La energía que proporcionan los alimentos se mide en calorías. Cuando las calorías no se utilizan, se almacenan en el cuerpo como grasa. Hay que balancear el número de calorías que se consumen con el número de calorías que se gastan.

Ejercicios

La actividad física regular mejora la salud en general y ayuda a proteger de enfermedades cardiovasculares, incrementa la energía y ayuda a perder peso. Para una persona con diabetes, además el ejercicio limpia la sangre de glucosa. Adicionalmente, una rutina diaria de ejercicio mejorará la sensibilidad a la insulina.



Consejos para el programa de ejercicios

 

  • El primer paso al crear un programa de ejercicios es escoger el tipo de ejercicio que realizará. Asegúrese de escoger un ejercicio o deporte que le agrade.
  • Antes de empezar, consulte a su médico. Asegúrese de no tener alguna condición de salud que no le permita ejercitarse con seguridad. Por ejemplo, si tiene retinopatía, probablemente requiera de alguna cirugía antes de iniciar su programa de ejercicios.
  • Una vez que inicie, puede tener que cambiar su plan de alimentación o sus dosis de medicamentos. Asegúrese de hablar con su médico sobre su plan de ejercicios y los resultados que está logrando.
  • El ejercicio ideal es el ejercicio aeróbico (el que se realiza en forma continua y aumenta la capacidad respiratoria). Entre los ejercicios aeróbicos está saltar cuerda, usar la escaladora, bicicleta fija, caminata, nadar o una rutina de gimnasia.
  • No son recomendables los ejercicios que aumentan la presión arterial, como el levantamiento de pesas, boxeo, deportes con raqueta.
  • Es importante mantenerse hidratado. Tomar mucho líquido antes, durante y después de los ejercicios.
  • Es importante utilizar calcetines acojinados de algodón y zapatos deportivos profesionales confeccionados con materiales suaves y telas que permiten que la piel respire.
  • Suspender el ejercicio por las siguientes razones:
    • Si se siente un dolor súbito en el pecho.
    • Si se siente dolor en el brazo izquierdo.
    • Si se sienten náuseas.
    • Si se escucha un zumbido en los oídos.
    • Si se nubla la vista.
    • Si se sienten palpitaciones en el pecho con falta de ritmo.

 

Ejercicios recomendados

 

El ejercicio ideal para la diabetes es el ejercicio aeróbico.

Los ejercicios aeróbicos son aquellos que se realizan en forma continua y aumentan la capacidad respiratoria.

 

Caminata:

 

La caminata es un ejercicio ideal para el paciente con diabetes, pues además de ayudar a reducir de peso, si se efectúa una caminata diaria por lo menos durante 30 minutos, se incrementa el número de receptores de la insulina en las células. La insulina ayuda a la glucosa a moverse dentro de las células.

Caminando a una velocidad de 4 millas (6.4 kms.) por hora, se pueden quemar 135 calorías por cada 30 minutos.

 

Jogging:

 

Corriendo en lugar de caminando se obtiene un ejercicio más intenso, pero es más duro para las articulaciones y los pies ya que con cada paso que se da en el jogging tu cuerpo recibe de 3 a 5 veces el impacto del peso de tu cuerpo.

Corriendo a una velocidad de por lo menos 5 millas (8 kms.) por hora, se pueden quemar 240 calorías por cada 30 minutos.

 

Natación:

 

Con la natación se pueden quemar 200 calorías por cada 30 minutos.

 

Bicicleta fija:

 

Con la bicicleta se pueden quemar 200 calorías por cada 30 minutos.

Cuidado De La Piel

Tratamiento para diabéticos

Diabion Crema

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, y por lo tanto, requiere de cuidados, sobre todo en la persona con diabetes. Según la American Diabetes Association, se estima que hasta un tercio de las personas diabéticas padecerán en algún momento de sus vidas un problema dermatológico provocado por este padecimiento. De hecho, a veces el primer indicio de que una persona tiene diabetes es la presencia de problemas en la piel relacionados con hongos, úlceras crónicas, infecciones en tejidos y hasta gangrena en los casos más severos.

 

La diabetes causa daños en la piel de dos maneras:

  1. Cuando los niveles de glucosa en la sangre son altos, el cuerpo pierde líquido. Al haber menos cantidad de líquido en el cuerpo, la piel puede ponerse seca. La piel seca da comezón y, al rascarse, puede causar dolor e incluso partirse. Cuando la piel se parte, se permite la entrada de microbios que pueden causar una infección y además, el exceso de glucosa en la sangre alimenta a dichos microbios, empeorando la infección.
  2. El daño a los nervios puede reducir la cantidad de sudor. El sudor ayuda a mantener la piel suave y húmeda. Una reducción de la cantidad de sudor puede resecar la piel.

Las mejores herramientas que tiene un diabético para evitar la piel seca son:

  • Mantener el nivel de glucosa en los niveles apropiados.
  • Higiene diaria.
  • Usar una crema humectante especialmente diseñada para la piel con resequedad extrema como DIABION CREMA uno de los mejores tratamientos para diabéticos.

Consejos para el cuidado de la piel del diabético:

  • Después de lavarse con un jabón no irritante, asegurarse de enjuagarse y secarse bien.
  • Secar bien los lugares donde el agua puede esconderse, como debajo de los brazos y los senos y entre las piernas y los dedos de los pies.
  • Beber mucha agua para que la piel esté hidratada y sana.
  • Usar ropa interior de algodón. El algodón permite que el aire circule mejor entre la ropa y la piel.
  • Revisar la piel después de lavarse. Asegurarse de que no tenga áreas secas, rojas o doloridas que puedan infectarse.
  • Hablar con el médico si nota algún problema de la piel.
  • Evitar tener la piel seca, humectarla para evitar que se agriete, especialmente cuando el clima es frío o ventoso. Si la piel está seca o pica, uno se rasca y puede lastimarse y provocar una infección.
  • Después de lavarse, usar DIABION CREMA para mantener la piel húmeda.